Todo el mundo está ya pensando en sus vacaciones de verano. Quien más o quien menos, tiene reservado el destino donde acudirá con toda su familia para desconectar de la rutina diaria y cargar las pilas para la vuelta. Los hoteles siguen siendo los destinos favoritos de las familias ya que nos suelen tratar a cuerpo de rey y donde no hay que mover ni un músculo ya que todo nos lo dan hecho. Como no podía ser de otra forma, los hoteles siempre buscan ofrecer a sus huéspedes la mayor comodidad posible. En este sentido, contar con una buena cama es primordial, pero igual de importante es contar con sofás cama en la habitación para poder albergar a todos los miembros de la familia. La pregunta es, ¿cuáles son los mejores sofás cama para los hoteles? Veamos a continuación algunas ideas de estos sofás cama:

Sofás resistentes y duraderos

Lo primero que deben buscar los hoteles a la hora de adquirir sofás cama, es que éstos sean lo más resistentes posibles. Hay que tener en cuenta, que por los hoteles pasan todo tipo de personas, y la mayoría de ellos no tienen cuidado con el mobiliario de las habitaciones. Para conseguir esto, es importante que cuente con un somier de hierro que nos asegurará una mayor resistencia. En el caso de las articulaciones, deberían tener un buen grosor para asegurarnos de que no se doblen y hagan bien su trabajo el mayor tiempo posible.

Sofás de fácil apertura

Ya hemos comentado, que cuando nos vamos de vacaciones, nos vamos para descansar y hacer el menor esfuerzo posible. Debido a esto, si cada día vamos a tener que abrir el sofá para dormir en él, los hoteles deberían decantarse por elementos que de fácil apertura. Por ejemplo el que aparece en la imagen, un sofá que cuenta con un mecanismo de apertura muy sencillo y en el que no es necesario retirar los cojines.

También te puede interesar:  Sillas Huevo, tendencias modernas y otros asuntos

Comodidad para un buen descanso

Lo anterior dicho es importante, pero en mi opinión, lo más importante es que sean cómodos, tanto para dormir en ellos como para sentarse durante el día. Además de esto, es importante que ofrezca comodidad a la hora de hacer la cama, permitiendo que se pueda cerrar con la cama hecha. De esta forma, la persona que lo vaya a utilizar, sólo tendrá que abrirlo, no teniendo que perder el tiempo en poner sábanas y mantas.

Sofá elegante

El aspecto estético también es importante a la hora de elegir un sofá cama para una habitación de hotel. Es necesario que se integre a la perfección con el resto de la decoración y que no parezca muebles de doble uso.

Uso individual

Hasta ahora, hemos visto sofás cama que esconden colchones de matrimonio. Pero los hoteles no siempre tienen espacio para este tipo de sofás. Si el espacio es más reducido, se puede optar por la colocación de un pequeño sofá que se convierte en una cama de 90 cm, ideal para una persona. Viendo la imagen superior, nadie diría que en su interior alberca un cómodo colchón de látex.

¿Alguna vez has tenido que dormir en un sofá cama de un hotel? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Compartir