Sigamos con la recopilación de taburetes.

No sólo de madera y metal vive el hombre, el plástico también es el tercer protagonista en todo mobiliario que se precie. Por eso el modelo Abby que comercializa Habitat, una de mis marcas favoritas en complementos para el hogar. El metacrilato trasparente del que esta compuesto, lo convierte en un modelo para cocinas minimalistas.

Con un estilo clásico pero renovado, el Slab de Heal’s le ha conseguido lavar la cara al taburete. Con una base reforzada con hierro fundido y, una madera de roble macizo el modelo Slab es idóneo para la cocina, el salón, incluso para terrazas cubiertas preparadas para degustar una bebida fría bajo el sol.

Siguiendo con los diseños clásicos, el Gemini de Argos combina taburete convencional reforzado lo malo de estos, la espalda. No hay nada peor que el dolor de espalda que provocan algunos de ellos, por eso este modelo recoge la funcionalidad de un buen respaldo, con un aire moderno y juvenil.


Para los que quieran un taburete cómodo, duradero y rústico, el Montana de Debenhams es para ellos. Sin muchas novedades en el diseño y, con un acabado sólido, es el aliado a tener en cuenta en aquellas cocinas plagadas de niños.


Por último, pero no menos importante, el New York de Furniture Village es la simpleza y el diseño hecho taburete. Con un asiento en tecnopolímero, prepara en muchos colores diferentes, es el taburete de todo bar y hogar moderno, con las últimas tendencias aplicadas en su mobiliario.

Con estos 10 modelos a elegir, seguro que ahora es más fácil decidirse por uno.

Fuente: House to Home