Cuando es Navidad tenemos muchos recuerdos de momentos que nos han impactado o a los que les tenemos gran cariño.Es algo que me encanta de que llegue y sea el día. En donde estemos podemos sentir el aprecio una vez más, intensamente y al tiempo, de todos quienes nos recuerdan y a quienes nosotros recordamos. Siempre hacemos un esfuerzo por ver a los nuestros pero es imposible quedar todos completos. Pequeñas reuniones y la gente un poco más unida.

Para mi es importante recordar el lugar donde crecimos, porque referencia muy bien nuestro punto de partida y podemos ver cómo vamos. Recuerdo a mi padres, a mis hermanos, a mis amigos y a mi compañeros, recuerdo las costumbres que teníamos y la manera en que vivía haciendo parte de mi familia. Todavía hoy los tengo cerca pero es inevitablemente diferente.

Imagen 18

La idea de tener un chiffonier en el salón me recordaría mucho a mi casa así que busque uno en el que el diseño buscara reintepretarlo y no luciera vintage. Encontré uno que me gusta mucho porque a pesar de ser muy diferente a los originales conserva el romanticismo y el poder evocativo. Está fabricado a mano y mide 83 de ancho por 48 de profundidad y 131 de alto. Lo ví en la pàgina Web www.ariashop.co.uk, hace parte de la colección on-line de esta tienda londinense.