La madera de bambú además de ser un material muy ventajoso. ¿Has pensado alguna vez en poner madera de bambú para tu suelo? Existe parquet de bambú que quedará estupendamente en cualquier estancia donde quieras ponerlo, pero quizá no conozcas todas sus ventajas. No te preocupes porque a continuación te detallaré las más importantes para que te ayude a decidir si utilizar este material o no para tu hogar, pero estoy segura que acabarás pensando que es la madera de bambú, perfecto para tu suelo.

A mí personalmente este tipo de suelo me gusta más que cualquier otra madera y se puede ver como la madera de bambú está cogiendo fuerza no sólo para el suelo, sino también para la decoración de los hogares.

Antes de nada me gustaría destacar que el bambú es un material ecológico ya que de toda la madera que puedas encontrar en las tiendas este es el que menos daño causa a la naturaleza ya que crece con gran velocidad, en seis años un bosque de bambú está totalmente regenerado. En cambio, un bosque de robles tarda más de medio siglo en repoblarse. Es un dato a tener muy en cuenta, ¿verdad? Si las personas se concienciarán de esto y la sociedad optara por utilizar este material ecológico para sus hogares, sería posible luchar contra la temida deforestación y cuidar nuestro preciado planeta.

bambu

Por si fuera poco la madera de bambú es muy resistente, cuando se utiliza en el suelo como parquet además de durar más tiempo no sufre variaciones por los cambios de temperatura, algo que al parquet tradicional le ocurre a menudo y queda muy antiestético.  Además es antideslizante y acumula menos polvo que otras maderas, dando un toque mucho más acogedor a tu hogar.

También te puede interesar:  Muebles reciclados

Por último me gustaría comentarte dos ventajas más, sobre todo si vives en ciudad. Y es que la madera de bambú recoge los sonidos del ambiente por lo que lograrías tener una estancia más tranquila y además, ayudará a regular la temperatura de tu hogar independientemente de la época del año que te encuentres, ayudándote a ahorrar calefacción en invierno o aire acondicionado en verano. ¿Qué más se puede pedir?

Fotografía: tarimasselectas.es