Mantener limpia la cocina puede ser muy fácil, utilizando los consejos que te dejo más adelante. Verás que buenos resultados obtienes.

Mantener limpia la cocina puede resultar una apuesta tediosa y complicada, para algunas personas. Pero la realidad es que una cocina limpia crea los momentos, después de la cena, más relajantes y agradables.

Consejos para mantener limpia la cocina

mantener limpia la cocina
Fuente: liemn

La cocina se debe limpiar diariamente para evitar manchas de grasa, líquidos, comidas, aceites y otras. Así que para la limpieza diaria lo único que debes hacer es lavar los cacharros después de cocina, y pasar un trapo con desinfectante por las superficies y mobiliario.

No guardes las bandejas del horno sin lavar

mantener limpia la cocina
Fuente: sora-of-the-wind13

¿Has visto sartenes sucias? ¿tienes cacerolas sueltas? Una gran elección para liberar espacio en la cocina es utilizar el hueco del horno, y meterlas dentro. Pero nunca las guardes sucias.

Procura lavar las cosas en el momento ya que, al guardarlas en el horno y quitarlas de tu vista, puede que se te olviden allí. Y, un día que vayas a cocinar ¡sorpresa! ¡aún seguimos aquí!

No todo lo que se pone en la mesa es utilizado

Puede que tengas una cena familiar o una cita importante. En estas ocasiones se suele sacar casi todo lo que se tiene, y a veces no se utiliza. De este modo, cuando quites la mesa echa un vistazo a lo que está sucio y lo que se puede “salvar”

Otra idea es reutilizar cuchillos que solo han sido utilizados una vez. En vez de meterlos al lavavajillas puedes pasarles un trapito o una servilleta y dejarlos para otro momento que lo necesites.

Fija una hora límite para lavar los platos

mantener limpia la cocina
Fuente: mandy5

Es importante marcar unas reglas, dentro de la cocina. Una de estas reglas podría ser no marcharte nunca a la cama, sin limpiar los platos del fregadero. Si tienes lavavajillas no pierdas un minuto en pensar, simplemente hazlo.

Enjuaga ollas y sartenes después de su uso

mantener limpia la cocina

¿Te ha sobrado asado de carne? ¿Has hecho pimientos rellenos? hagas lo que hagas en el horno, la hornilla o en la vitro… si te sobra comida, es mejor ponerla en otro lugar y lavar, seguidamente, ollas y sartenes.

Un buen consejo para eliminar los restos de comida del horno y las bandejas, es utilizar bicarbonato de sodio. Este compuesto es perfecto para deshacerte de los restos de comida quemada y pegada.

Pero la mejor opción, si puedes, es limpiar las bandejas y ollas justo después de ser utilizadas. Con un poco de agua y jabón evitarás el endurecimiento de los alimentos a las superficies de los mismos.

Como consejo final te invito a utilizar el limón y la sal, para eliminar las manchas de óxido. Así que si tienes algún cazo, una sartén o una olla con manchas de óxido puedes utilizar esta mezcla.

Mantén libres las superficies

mantener limpia la cocina

Mantener la cocina organizada durante el tiempo que la estés utilizando, no es tan complicado. Mientras cueces, enriqueces, fríes u horneas… puedes eliminar platos, restos de papel, manchas del momento, cuberteria o cuencos que no estés utilizando. 

Cuando vayas a limpiar la cocina después de comer, te aconsejo añadir esta mezcla a tus encimeras. Un buen truco para limpiarlas y dar buen aroma y brillo a la encimera, es mezclar: un litro de agua caliente, con el zumo de medio limón, dos cucharadas de jabón líquido vegetal y listo. Pasa un trapo por tus encimeras y superfices, ya verás que brillante.

Ser limpio cocinando

mantener limpia la cocinaMantener limpia la cocina mientras cocinas, es esencial. Esto lo diría cualquier chef que te encuentres. Es importante lavar los utensilios mientras cocinas, lavar los platos mientras esperas que se frían las cosas o dejarlos en agua, para eliminar los restos de comida.

Es importante evitar que se te acumulen los platos, las especias, los productos de comida y todo a tu alrededor. No tendrás espacio para cocinar y después de cenar tendrás que estar más rato ordenando y limpiando, que si lo haces en el momento.

Recuerda el viejo dicho: “Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar” parece una tontería, pero es más que cierto. Recordar este dicho te ayudará a mantener la cocina bajo control.

Limpia tu cocina diariamente

mantener limpia la cocina

En este caso me refiero a tener ciertos hábitos diarios, para manejar tu cocina. Por ejemplo mete en el lavavajillas los platos, cubiertos y tazas después de utilizarlos. No los dejes en el salón, en tu habitación o en la pila.

Barrer lo puedes hacer a diario además es común que haya restos de pan en el suelo y otras cosas que se pueden caer. No tardarás mucho y tu cocina tendrá mejor aspecto, ya verás.

Es bueno simplificar la vida sin ensuciar demasiado y limpiando al mismo tiempo. Esto hace que puedas mantener el caos y la cocina bajo control. Además, cuando te acostumbres verás que lo haces casi sin pensar.

Grifos más brillantes

mantener limpia la cocina
Fuente: thephotofool

Para que tu cocina se vea bonita debes cuidar los grifos también, eliminar la cal y las manchas que deja ésta. Algo que puedes hacer es utilizar mucha agua caliente con lejía, para que las manchas desaparezcan.

Otra buena idea es utilizar el zumo de medio limón y dejarlo reposar sobre la mancha. Puedes dejarlo todo el tiempo que quieras hasta que veas que han desaparecido las manchas. Después enjuaga y listo.

Azulejos más brillantes y limpios

mantener limpia la cocinaOtro consejo que te dejo para mantener limpia la cocina y que se vea preciosa es limpiar los azulejos de pared y suelo, regularmente. Esto puedes hacerlo con zumo de limón ya que es un buen desinfectante. Puede disolver el aceite y la grasa, y es perfecto para utilizarlo en  cocinas, y eliminar todo mal olor.

Limpia las juntas con regularidad

mantener limpia la cocina¡Evita que las juntas se pongan negras! Para blanquearlas es buena idea utilizar la lejía aplicada con un cepillo de dientes o de uñas. Frota bien las juntas y ya verás como se limpian. Después deja actuar unos minutos y luego aclara con agua fría.

Otra buena idea es hacer una solución casera a base de lejía y bicarbonato de sodio. A no ser que prefieras utilizar otro tipo de producto para la limpieza de las juntas. Con el bicarbonato y la lejía crea una pasta que aplicada en las juntas, quedarán como nuevas.

¿Qué te han parecido estos consejos para mantener limpia la cocina? ¿Podrías añadir más?