Diseñar la estructura que va a tener tu futura cocina es una de las cosas más importantes a la hora de amueblarla. No se trata solo de elegir materiales y colores, sino de pensar qué tipo de distribución de la cocina es la más adecuada. Del éxito en esta tarea dependerá que el espacio sea cómodo y práctico.

distribucion de la cocina ikea blanca
Fuente: Ikea

¿Estás pensando en renovar tu cocina por completo? ¿Necesitas amueblar tu cocina y no sabes por dónde empezar? Tanto si vas a diseñarla por primera vez, como si quieres cambiarla de arriba abajo tendrás que pensar muy bien en la distribución de la cocina. Aquí tienes algunas claves que te vendrán muy bien.

Diseñar la cocina es algo que va más allá de elegir el modelo de los muebles, decidirse por un color u otro, o poner un material determinado. Se trata de ver dónde ha de ir cada elemento, trazando una estructura definida y pensada con sentido común, en función del espacio disponible.

Haz un esquema para decidir la distribución de la cocina

distribucion de la cocina Unniq
Fuente: Unniq

Lo primero que tienes que hacer, antes de correr a comprar el mobiliario de la cocina, es medir muy bien el espacio para tener claro de qué forma puede quedar mejor. Para hacerlo lo mejor es dibujar un esquema o croquis en el que vayas señalando dónde está cada elemento. No se trata de hacer un plano como si fueses un arquitecto, sino de plasmar en un papel las posibilidades reales que te ofrece tu cocina.

Comienza por medir las paredes, tanto de largo como de ancho, así como la altura que tienen desde el suelo hasta el techo. Dibuja también los huecos de las puertas y las ventanas que tiene la estancia, e indica sus medidas.

Ahora marca en el esquema en qué puntos se encuentran las conexiones de gas y agua, los enchufes y puntos de luz, los desagües, la salida de humos, los radiadores. Conocer estos datos será totalmente necesario para saber dónde se ubicará cada zona de la cocina.

Define el triángulo de trabajo

distribucion de la cocina ikea linea
Fuente: Ikea

Una vez hayas dibujado el croquis de lo que será tu cocina, tendrás que decidir la distribución que más te conviene. Para hacerlo bien tienes que tener en cuenta lo que se llama el “triángulo de trabajo”.

En toda cocina hay tres zonas muy importantes: la zona de cocción (que ha de estar cerca de la salida de humos y las conexiones de gas y electricidad), la zona de lavado y preparación de los alimentos (que debe colocarse cerca de los desagües y de la toma de agua) y, por último, la zona de almacenaje. Establecer estas zonas en triángulo (cuando los metros cuadrados lo permiten) nos garantiza un espacio cómodo y funcional, en el que se trabaja bien. Ten en cuenta que esto es algo fundamental, ya que la cocina es un espacio que se vive con mucha intensidad a diario.

5 tipos de cocina para todas las necesidades

distribucion de la cocina linea 3
Fuente: Línea 3 Cocinas

Una vez analizado el espacio con el que cuentas para tu cocina, tendrás que definir la distribución. Existen varios modelos que puedes elegir:

– Cocinas de U. Con encimera en tres de las cuatro paredes, la distribución en U es perfecta para cocinas grandes y espaciosas.

– Con forma de L. Como deja buena parte del espacio libre, este tipo de estructura permite contar con amplias zonas de trabajo e, incluso, con un rincón pequeño para comer. O puedes optar por lugares para guardar, si es eso lo que más necesitas.

– En línea. Esta distribución está indicada en cocinas alargadas y estrechas. Se trata de amueblar únicamente uno de los lados de la cocina, para no sobrecargar el espacio. Instalar armarios altos es la mejor forma de disponer de zonas de almacenaje en cocinas pequeñas con distribución en línea. Eso sí, has de tener en cuenta que la zona de cocción y la zona de lavado (donde está el fregadero) no deben estar demasiado cerca. Cuida de que haya al menos 60 cm entre estos dos puntos.

– En paralelo. Un diseño que se adapta de maravilla a las cocinas alargadas, en este caso amplias y espaciosas. También es el modelo a elegir cuando nuestra cocina tiene dos puertas en paredes enfrentadas. Ten en cuenta que el espacio que queda entre las dos filas de muebles ha de ser de 1,20 m como mínimo. De otra forma se entorpecería demasiado el paso y no tendrías suficiente capacidad de movimiento a la hora de cocinar.

distribucion de la cocina icocinas
Fuente: I-Cocinas

– Con isla central. Es una de las distribuciones más atractivas y resulta muy práctica, ya que proporciona mucho espacio para trabajar o para almacenar. Eso sí, para tener una isla en la cocina, esta tiene que ser muy espaciosa. Alrededor de la isla, en todos los lados, han de quedar al menos 90 cm.

Con estas claves podrás decidir qué tipo de distribución de la cocina es la que más te conviene. ¿Cuál es la que más te gusta?