A todos nos gustan hacer manualidades, aunque si no tenemos la suerte de dedicarnos a ello o no hay niños cerca, seguro que hace mucho tiempo desde la última que cogimos un bote de cola sin que hubiera la intención de reparar algo roto.

Por eso os propongo hacer algo divertido hoy domingo y, que se pueda utilizar sin tener que avergonzarte. Así que os propongo realizar unos divertidos posavasos de Scrabble.

Puede que no en todas las casas haya un scrabble, pero seguro que conocemos a alguien que tiene uno que no utiliza o ha reemplazado por alguna aplicación de su teléfono. A ellos con la mejor de nuestras sonrisas les debemos pedir que nos lo ceda para poder realizar la manualidad, que consiste en escribir una frase o palabras sueltas, que quepan en el tamaño de un posavasos (4×4).


Una vez elegidas las piezas y la palabra a formar, necesitamos la base rígida sobre la que se van a pegar la piezas. Para ello podemos reutilizar nuevamente algunos posavasos que hayan quedado gastados o comprar una lámina de cartón grueso en cualquier papelería.

Después con paciencia y algo de maña, unimos las letras que forman las palabras y dejamos secar el pegamento. Pasado un rato largo, quizás una noche, ya los podemos usar sin miedo a que se rompan. Todo dependerá de la calidad y rapidez del pegamento utilizado.


El resultado son unos posavasos originales, divertidos y que a más de uno le gustarán tanto que seguro que pedirá unos. Si eso pasa y no dispones del tiempo suficiente para hacerlos, siempre le puedes recomendar Etsy, donde los venden finalizados por unos 1020 según el tamaño.

Disfrutar del domingo haciendo algo divertido debería ser obligatorio.