¿Por qué de batalla? Porque hagas lo que hagas con él siempre resistirá debido a sus dos caras, que le hacen tener una doble capa y por tanto doble resistencia. Con aguja, hilo, y dos telas tendrás un mantel “todoterreno” para cualquier ocasión.

mantel-doble

Materiales:

– Tela gruesa (a elección)
– Tela vinílica (resistente al agua)
– Máquina de coser
– Tijeras

Proceso:

Lo primero que debemos hacer es cortar dos cuadradros de cada tela (tela vinílica y tela gruesa). El cuadrado de tela vinílica debe ser 2 cm más grande que el otro.

mantel-doble2

Colocamos el cuadrado más pequeño (el de tela gruesa) sobre el grande (de tela vinílica) comprobando que los derechos de las telas queden hacia afuera. Una vez colocado y armado, realizamos un dobladillo simple de 1 cm en la tela vinílica, que abraza hacia dentro a la tela gruesa. Cosemos todo el contorno sobre la tela vinílica y tenemos terminado el mantel.

Vía: Bricolaje 10