Los amantes de la lectura saben muy bien lo gratificante que resulta tener un espacio en casa destinado a su pasión.

Si cuentas con la gran suerte de tener en casa un espacio dedicado a la lectura, un espacio- biblioteca, independientemente de que se trata de toda una estancia o sólo una repisa en alguna zona de paso de la casa, hoy te proponemos una gran idea que ayuda a sacar más partido al espacio con el que cuenta la repisas y disponer de un pequeño espacio de almacenaje que permite organizar pequeños elementos. Y todo ello sin romper la estética.

La idea es integrar una caja en la repisas, pero mira qué idea tan original para no acabar con la armonía:

caja

¿No te parece ideal?

Es muy simple, sólo tienes que elegir una caja adecuada que quieras colocar en la librería. Y una vez que la hayas elegido, sólo tendrás que camuflarla tras unos libros. Para ello, como puedes ver en la imagen, sólo tienes que cortar algunos libros y pegarlos; de manera que cubran la parte frontal de la caja, pero casi sin restar espacio.

La idea es de lo más sencilla, pero también muy original. Y ofrece un resultado realmente efectivo.

Los libros son un verdadero tesoro que no se debe romper ni deshacer; pero si tienes algunos que no se encuentran en buen estado, alguno que tengas dos veces o que ya no necesitas, siempre es mejor darle una segunda oportunidad. Y esta es una muy buena alternativa, ¿no crees?