Hoy queremos brindarles una estupenda idea para decorar la habitación de los más pequeños y si me apuras, darle un toque de originalidad a nuestro lugar de trabajo.

Si tienes esos pequeños animalitos de plástico, de cuando tu hijo era más pequeño o incluso tú y algunos tarros de vidrio.. seguro que puedes realizar estos fantásticos organizadores.

Una actividad que podemos hacer en conjunto con los más pequeños, siempre que los vigilemos para que no se coman las piezas pequeñas. 

Es una actividad perfecta pues combina creatividad, da orden a la habitación y además nos ayuda a reciclar todos aquellos botes que tengamos en casa y vayamos a tirar. Los juguetes se reutilizan, así que si tienes algo a mano.. ve a por ello!

Escoge unos cuantos animalillos de plástico como leones, jirafas, cebras, elefantes.. aunque si quieres hacerlos más adultos podemos escoger otras figuras.

Una vez los tengas, lo que haremos será convertirlos en sencillos tiradores de tapa.. así podremos organizar bolígrafos, lápices, gomas, cuentas y abalorios,… etc… dentro de los tarros y tendremos una tapa con tirador para poder abrirlos.. Si lo haces con animales o superhéroes serán ideales para niños.

Al igual que los juguetes han sido reciclados, también lo han sido los botes de cristal que pueden ser de comida o cualquier otra cosa. Lo importante es tenerlos bien limpios y luego en la tapa pegar con adherente los animalitos en este caso.

Es una manualidad bastante sencilla de realizar y versátil, ya que podemos hacer el diseño que más nos guste.. por último tan solo tendremos que pintar, si queremos, la tapa y el muñeco en un solo color. Repito esto lo hacemos si nos gusta más y queremos darles un nuevo look.. de lo contrario dejaremos el animal del color que sea.

Una vez que pegues cada animal en la tapa, deja secar muy bien y luego pintamos ambas con spray.. es decir tanto la tapa, como el muñeco así tendremos un único color y parecerán, más que juguetes, pequeñas estatuillas.