Hoy en día en que los pisos suelen ser pequeños y donde siempre falta espacio, es necesario aguzar el ingenio y conseguir más lugares para poner cosas, mediante la decoración o el mobiliario.

Una de las muchas soluciones que he encontrado es tener una mesa que nos permita guardar cosas en su interior. Se levanta o se desliza la tapa superior y es un lugar perfecto para guardar revistas, guantes, llaves y todo eso que no sabemos dónde poner pero que debemos tener a mano cuando salimos.

Hay muchos ejemplos y modelos en el mercado. Yo les dejo algunos para para que vayais viendo.

Mesa infantil para guardar tizas, lápices, cuadernos y esconder rápidamente cualquier desastre ocasional que haya acaecido justo cuando venían las visitas.


 Mesa escritorio que sirve para comidas rápidas o para poner un PC. Es ideal para oficinas o dormitorios.


Mueble clásico con cajones y superficie que se levanta.

Mesa estilo arcón para guardar revistas, libros y objetos planos.

Esta coqueta mesa para el café esconde compartimentos para guardar objetos bajo la superficie, que se desliza hacia afuera en dos partes, desde la mitad del mueble.