Hay un electrodoméstico que a mi parecer es el más feo de nuestra cocina pero no podemos prescindir de él. Es la nevera.

Siempre que  no tengas una cocina ultra moderna o con un diseño exclusivo donde por ejemplo tengas los electrodomésticos panelados de forma que no son visibles y se integrar en el diseño. Aun así lo normal es que el frigorífico rompa toda la estética de nuestra cocina con un color blanco y eso no nos acaba de gustar para tener una decoración exclusiva y molona.

Pero como todo en esta vida tiene solución y podemos conseguir algunos efectos sorprendentes usando un poco la imaginación y jugando con nuestra nevera.

Solo necesitamos buscar los vinilos que nos gustan, los que encajan en nuestro estilo y empezar a decorar nuestra nevera con ellos.

Aunque no todos me gustan, aquí os dejamos algunas ideas puestas en práctica por algunos valientes.

Nevera de lunares