Nuestra cama como destacáramos en un gran numero de artículos, es por definición propia objeto central en la decoración de nuestro dormitorio,lo que sin duda alguna convierte al resto del mobiliario aplicable en accesorio.

Pero no por ello estos accesorios carecen de relevancia o se desarrollan en un carácter efímero, sino que son principales responsables en el destaque de la pieza central, funcionalidad y estilo propio de la conformación decorativa en su perspectiva global, es por ello que no debemos evitar reparar en tapetes, y mobiliario para camas, como nuestras mesas de noche.

Las mesas de noche son un elemento indispensable en la decoración de cualquier dormitorio, aunque algunas practicas decorativas intentan dejarlas de lado, remplazadas por respaldos funcionales que cumplen la tarea, pero su desaparición en el proceso de ornamentación esta muy lejos de acontecer, y si bien la gran mayoría de las piezas se comercializan con las camas como elemento accesorio ya enfocado a la tendencia de la misma, los decoradores y creadores modernos también desarrollan su potencial en piezas muy originales.

La empresa Asym es una de ellas, la misma desarrolla toda una gama de accesorios destinados a nuestro dormitorio, donde es imposible no admirar sus mesas de noche de finas terminaciones, dotadas de una elegancia maravillosa y enfocada a las tendencias modernas de la decoración, nos referimos a mesas de noche sin patas, anchas y lineales sin curvas o destaques propios, sin labor artesanal, sobria y depurada.

Giusti Porto por otra parte, es una empresa que así como lo realiza Asym se dedica a los accesorios para dormitorio, centralizando su potencial en las mesas de noche y sobre todo en aquellas de carácter tradicional, hablamos de mesas altas, con patas torneadas, curvas marcadas y una estética muy cuidada, con colores clásicos y desarrolladas en base a un concepto estético único, donde el glamour y el carácter de la pieza son fundamentales para su desarrollo.

María Cichy pensó en llevar las mesas de noche fuera de lo clásicamente concebido, y demostró que incluso un accesorio limitado por sus dimensiones, y desprovisto en apariencia de importancia real, se puede convertir en una solución moderna para la vida diaria, se trata de una creación que incorpora dentro de la mesa de noche, una mesa adicional que bien puede convertirse en desayunador o escritorio improvisado para nuestro dormitorio