Los aparadores… esos muebles destinados al servicio diario de la mesa;  ubicados, generalmente, en el salón o la cocina y donde se almacenan los cubiertos,  manteles y vajillas… si hacemos una buena elección, seguro quedarán en el recuerdo de nuestras visitas.

Pero ¿cómo es posible que un mueble típico y tan clásico llame tanto la atención? Esto hay que preguntárselo a  Damien Gernay, un diseñador belga que considera bastante curioso el mezclar distintos elementos como estos aparadores hechos en plástico y… ¿madera?“

Damien Gernay se reinventa así mismo con un nuevo concepto; juega con una “nueva” concepción. Actualmente cuando se diseña un objeto cualquiera, por ejemplo una silla, se hace por ordenador. La base de la silla, es decir, solamente su forma se realiza en un “color” neutro “blanco”; y para hacer una idea del objeto final se le añade la textura o materia, es decir, diseñan la silla en distintos materiales de acabado como madera, metal, plástico…; de esta forma podemos ver cómo quedaría esta silla antes de ser construida.

Con esta concepción es con la que trabaja Damien Gernay; este aparador se encuentra construido en blanco –como prototipo básico- jugando con el estilo minimalista… pero le ha añadido un toque visual de madera; a simple vista parece que se encuentra en pleno proceso de construcción. Es una mesa de diseño Dustdeluxe ¡un aparador texturizado!

De esta forma, el genial diseñador belga nos impresiona  con este aparador de estilo Dustdeluxe. Se encuentra fabricado completamente en plástico de poliuretano, sus dimensiones son 180 x 80x 40cm.

La concepción de estilo minimalista queda atrás pues este aparador parece romper con las normas establecidas del mismo.

Así que, si nos apetece renovar un poquito y no sabemos por donde empezar, esta es una excelente elección o por lo menos una  opción bastante curiosa.  ¿Qué opináis? ¿Nos atrevemos?