Es verdaderamente sorprendente cómo, con poco dinero e ingenio, se pueden fabricar muebles y artículos de decoración perfectos para una casa ¡Solo hay que tener ganas y un poquito de imaginación!

Si estáis buscando una mesa práctica, ligera y reducida para el salón pero no queréis tirar a penas del bolsillo,  en locos por mi casa he descubierto una cosita; seguid leyendo  ¡este es vuestro artículo!


Ya hemos comentado, alguna vez, como hacer muebles con palés; hoy me gustaría mostraros cómo hacer, de manera muy sencilla, una curiosa mesa para el salón con ¡una caja de transporte!

En cualquier obra podremos encontrar desechos y, entre ellos, alguna caja contenedora; por ejemplo y, en este caso, de baldosas. La madera de este tipo de cajas son muy similares a la de los palés.

La principal diferencia entre el palé y esta caja contenedora es su forma y los listones que tiene, esta última, a modo de tapa.

¿Nos ponemos manos a la obra? Para comenzar – con unos guantes puestos  y una herramienta adecuada -debemos sacar, con cuidado, todos los clavos oxidados que sobresalgan de la caja. Cuando nos cercioremos que ya están todos fuera, solo los que sobresalgan…, deberemos proporcionar un buen lijado a toda la superficie.

Una vez que ha sido bien lijada, con pintura plástica pintaremos toda la caja. En este caso se encuentra pintada en color blanca, pero podemos pintarla con los colores que queramos e incluso hacerle dibujos a mano o con una plantilla. ¡ Personalízala a tu gusto !


¿lista? Pues ahora prodecederemos a pegarle, en la parte de abajo, unos tacos de madera que colocaremos estratégicamente para, posteriormente, atornillar en ellos las ruedas.

Una vez pegados los tacos procedemos a fijar en ellos las ruedas de nuestra genuina y auténtica mesa para el salón.

Ahora que están bien fijadas, comprobando  que rueda y todo, nos ocuparemos de la tapa. Para ello los listones que la caja tiene pegados deberemos de despegarlos y unirlos a la misma a través de unas bisagras, de este modo podremos utilizar la mesa, además, como una pequeña caja donde ubicar el periódico o las revistas.

Acabada la tapa, procederemos a colocarle el cristal. En este caso han elegido cristal al ácido para que no se transparente, pero podemos elegir el cristal que queramos.

Para fijar el cristal podemos utilizar varios procedimientos, pero en este caso han utilizado una cinta de doble cara.

La mesa resultante es práctica, gracias a las ruedas se hace muy fácil de mover y limpiar; es reducida y con las bisagras solo has de abrir la tapa para colocar los mandos, las revistas y demás objetos, de esta forma ayudamos a que el salón se mantenga ordenado. Igualmente esta mesa puede ser ubicada en cualquier rincón de la casa donde la necesitemos, en el baño o en la habitación, nuestra pequeña obra no pasará desapercibida.

Como veis no es difícil llevar a la practica un poco de imaginación, además es un ejercicio muy bueno… ¿os animais?


Compartir

1 Comentario

  1. EN VERDAD SON GRANDES CREADORES DE LA ARTE Y SOBRE TODO TIENEN GRANDE IMAGINACION,EN VERDAD LOS FELICITO

Comments are closed.