En la actualidad existen multitud de estilos por los que decantarnos cuando deseamos decorar nuestro hogar. Los estilos seleccionados dependerán de factores tales como el espacio del que disponemos, nuestros gustos, lo que deseamos transmitir y a lo que podemos acceder…


En el caso del estilo minimalista y el mediterráneo, podemos encontrar muchas similitudes, pero no son iguales. De esta manera hoy, a modo de aclaración, nos gustaría en Decoración 2.0 mostraros algunas diferencias entre ambos.

Aunque estos estilos tengan muchas similitudes, entre ellos podemos encontrar diferencias en lo que cada uno brinda a nuestras estancias y transmite al resto de los espectadores.

El minimalismo es un estilo sencillo, para ambientes más sobrios. Una decoración reducida a la mínima expresión, donde podemos encontrar estancias sencillas, sin demasiados artículos decorativos… evitando así los espacios demasiados recargados.


La luminosidad es la protagonista dentro de un espacio dominado por colores neutros tales como blancos, negros, beiges, grises… Este estilo nos brinda elegancia, sofisticación, simplicidad y luminosidad en nuestro hogar.


Entre los diferentes estilos, el mediterráneo busca la transmisión de la calidez, luces naturales en nuestros ambientes. Esto significa que las estancias preferiblemente irán iluminadas con luz solar, serán espacios donde la luz natural impregnará la estancia.


Este tipo de estilo es perfecto para casa de veraneo y ambientes rústicos. Los colores más empleados son el terractoa y ocres.

En busqueda de la calidez, el estilo mediterráneo utiliza materiales como la madera en suelos, paredes y/o techos. El mobiliario empleado será en muchos casos también de madera.

Dentro de los elementos decorativos son muy utilizadas las plantas y las flores que brindar colorido y alegría a este tipo de decoración.