Boca arriba, boca abajo, boca arriba… boca abajo ¿os acordáis cuántos de nosotros hemos jugado con las famosas bolas de nieve? Esos mágicos objetos en los que, entre brillos y reflejos, podemos ver la figurita de un animalillo, de una princesa o de papa Noel…



En muchas de las estanterías infantiles – y en las adultas – podemos ver, entre la decoración, este tipo de objetos. Muchas de estas bolas de nieve, o bolas de cristal son increíbles y autenticas obras de arte.


Si queremos hacer nuestra propia bola de nieve -si lo hacemos con niños se divertirán mucho- podemos seguir unos pasos muy sencillos; hay multitud de formas de hacerla, hoy os propongo un par de sugerencias y ¡vosotros le echáis creatividad!


Los materiales básicos para hacer este objeto serán:

  1. Un frasco de cristal con su tapa, también podemos elegir una botella de plástico y adaptarla o una base de madera y globo de vidrio… etc.
  2. Nieve plast si queremos que nuestro paisaje sea invernal. También podemos utilizar purpurina o brillantina, esta es muy fácil de obtener; pero si la queremos hacer casera basta con coger algo punzante y rayar el reverso de un par de cds inservibles –me refiero a la parte la carátula o portada-
  3. Objetos que vamos a introducir en nuestra bola, estos serán al gusto. Pueden ser pequeñas muñecas, animales, objetos de plástico o similares. Las imágenes pueden serviros de inspiración.
  4. Pegamento con el que fijaremos el objeto principal a la base del tarro.
  5. Agua y aceite para bebé o, en su defecto, jabón.

Los pasos a realizar son muy sencillos, todo depende de cómo queramos realizar nuestra gran bola de nieve.


El más fácil es coger la tapa del frasco de cristal y pegar ahí el objeto que queramos poner dentro del mismo. Luego rellenamos el frasco con la purpurina o la nieve, con el agua y aceite para bebé o jabón. Cerramos agitamos y listo ya tenemos nuestra primera bola de nieve.


Si queremos añadir un poco más de trabajo podemos hacernos con un poco de pasta para modelar. Realizar nuestro diseño, hervirlo para que coja consistencia. Después pegarlo a la tapa del frasco y proceder como en el apartado anterior. Pincha en el link para ver el video. Bola de Nieve

También te puede interesar:  Hushamok, un nuevo concepto del descanso infantil

Como podéis ver son dos sencillas formas para hacer una espectacular bola de nieve. Depende del trabajo dedicado y nuestra creatividad podemos hacer verdaderas obras en miniatura, ya que en estos objetos podemos introducir una pequeña escena, la que a nosotros más nos guste y rodearla de magia.  Si pincháis en martin-munoz.com podréis ver la colección de Walter Martin y Paloma Muñoz. ¿Qué os parece?