Primeramente, para una cocina siempre en un buen diseño, siempre se tiene que empezar por decidirse el color del mobiliario que conformara la misma cocina, es decir, los gabinetes, alacenas, cajones, etc.

Una muy buena opción para ellos, puede ser una madera de cualquier tipo de un color equilibrado entre uno obscuro y claro, para que al ser combinado con una cubierta clara, ayude a reflejar luz y genera una sensación de amplitud.

Los electrodomésticos deben de tener un tamaño proporcional al de la habitación e, incluso, en el caso del microondas por ejemplo, uno mismo puede optar por un modelo que integre el mismo con la campana de la estufa, todo lo anterior con el propósito de ahorrar espacio en cocinas pequeñas.

Hoy en día en el diseño de cocinas, se están utilizando más que las puertas, los cajones grandes donde se pueden guardar sartenes y trastes grandes, mientras que los cajones pequeños son reservados para los cubiertos y cucharones, etc.

Además, también se puede aprovechar el uso de utilizar una arquitectura en diseño que no desperdicie las esquinas y poder usarlas mediante entrepaños o la típica rueda giratoria.

Otra solución a la que se puede recurrir para economizar espacio en la cocina, es dispones la alacena en una parte de la lavandería, si es que se encuentran juntas.