El hecho de que una cocina sea muy pequeña o simplemente con espacios reducidos, no es motivo para ignorar su aspecto estético ni ningún otro atributo que estas pueden brindar; de hecho muchas veces los tamaños reducidos pueden favorecer para poder embellecerla con reformas muy sencillas.

En esos casos, la tarea para poder diseñarla se puede conjuntar con otros factores clave de la misma cocina: La iluminación.

Poner luz central es una muy buena opción, pero para poner algo mas decorativo, se puede optar por instalar un plafón de la misma madera con la que los muebles se fabricaron y ubicarle unos spots con la cantidad de luz necesaria para trabajar.

Otra forma de proveer la iluminación de trabajo de una forma atractiva, puede ser mediante la instalación de luces por debajo de los gabinetes.

Aquí te dejamos un resumen práctico de todo lo que estuvimos hablando sobre la invención de un buen diseño para cocinas pequeñas.

¿Que se hizo?

Se puede aprovechar el espacio libre de arriba del refrigerador para crear gabinetes extra en ese sitio.

Se puede optar por un microondas que incorpora las funciones de un extractor para no utilizar espacio de cubierta.

Los cajones y esquineros, permites almacenar objetos grandes y añadir organizadores, como entrepaños y extraíbles.

La estufa y el refrigerador son de tamaños proporcionados al tamaño total de la cocina.