Londres, Nueva York, Madrid, Los Ángeles, San Francisco, Detroit, Chicago, Ibiza (cómo dice la canción) son ciudades cosmopolitas que están fuertemente relacionadas con muchos de los sueños de los simples mortales. La promesa de ofrecer lo mejor de lo mejor al alcance de las manos -cada una en su especialidad- hace que cada día lleguen a sus aeropuertos, estaciones de autobuses y de tren un gran número de personas de diferentes edades, sexo y condiciones socio-culturales en busca de la gran oportunidad.

Ya sean aspiraciones profesionales o académicas, encontrar el amor de la vida, un loco mes de fiestas junto a la playa o tener vida cultural activa, con certeza en las grandes urbes se concentran los medios y las herramientas, pero no es allí donde la energía reside; exactamente está en las personas que llegan a ellas. Los anhelos viven primero en las pequeñas ciudades, en los campos, en las periferias, donde crecen los sueños al mismo tiempo que los soñadores.

Una de las principales características de la vida en la ciudad es la falta de espacio, no es indispensable vivir en Tokio para darse cuenta del esfuerzo que hay que hacer por disfrutar de un metro cuadrado más. Propuestas como las de la diseñadora británica NAOMI DEAN nos permiten utilizar mejor hasta el último centímetro de nuestros usuales treinta y cinco metros cuadrados. El armario para ropa N. J. WARDROBE está inspirado en la vida en la ciudad y diseñado para hacerla un poco más fácil. Mayor información en la página Web http://www.naomidean.co.uk

Compartir