Los muebles útiles, cada vez, van siendo más solicitados, pues los hogares de hoy en día, son más bien de metros reducidos, por ello, esta clase de muebles, se hace cada vez más extensa en su gama.

La falta de espacio, viene a ser un problema, y este estilo de mobiliario, hace posible, el poder tener todo guardado y ordenado al mismo tiempo, en un espacio reducido.

Antes de comprar alguno de ellos, piensa y decide qué es lo que tienes que guardar.

Los escritorios con cajones, son de gran utilidad, pues este mueble, sin ellos, resulta un poco inútil. Si tienes un ordenador en él, aplica una bandeja para el teclado, es increíble la sensación de orden que se consigue.

Los aparadores, son también muy auxiliares, pues cuando se celebra alguna cena en el salón, nos viene muy bien tener a mano la mantelería, la vajilla… ya que es muy incómodo, tener que estar entrando y saliendo por si se te ha olvidado algo.

Las mesas de centro, colocadas delante del sofá, son un buen mueble auxiliar, pues viene estupendamente para dejar el periódico, la taza del té o cualquier accesorio que utilices cuando estás cómodamente sentado, pero si a esta mesa, se le añade un estante inferior, será un buena solución para no almacenar demasiados objetos sobre ella, incluso puedes depositar alguna figura o adorno para la decoración. También las hay con cajoneras.

El baño, siempre es esa parte de la casa, en donde el sitio se vuelve escaso, para solucionar este problema, los espejos con capacidad, es decir, situados como puertas de armario, son una buena opción.

Fuente: decora ilumina