Buenos días amigos! Hoy, en nuestro espacio, nos encantará darles los primeros pasos para realizar un hermoso mural a base de cuerdas de colores.

Si quieres decorar esa pared vacía, aquí te damos una buena idea. Este mural decorativo se ha realizado con cuerdas, con un gran atractivo final.

Es una forma original de decorar tu casa y al mismo tiempo muy versátil, pues podemos hacer el mural que queramos y cuando nos cansemos, cambiarlo por otro.

Los elementos son muy sencillos, basta con cuerda de colores, un diseño y algunos clavos. Con estos elementos vamos a realizar un estupendo mural de cuerda.

Las opciones son infinitas, tanta como creatividad existe.. por ello hemos de saber qué queremos y qué estilo deseamos otorgar a la sala.

Garabatea tu diseño en un papel y cuando sepas qué quieras plasmar con cuerdas, vamos a la pared. Este diseño hemos de delinearlo en la superficie.. y para ello podemos utilizar tiza o lápiz.. algo que luego podamos borrar fácilmente.

Una vez realizado el dibujo en la pared, lo siguiente que haremos será ir contorneando éste, a base de clavos o chinchetas. Ve colocando las chinchetas en la pared cuidadosamente.

Puedes ayudarte con un martillo y unos guantes. En la fotografía vemos que se ha elegido realizar un árbol. Puedes escoger lo que más te guste.

En esta ocasión han utilizado cuerda café y se ha envuelto por alrededor de las chinchetas.. comenzando por el tronco.. luego se va haciendo por cada rama de manera individual.

Añadir personalidad a este conjunto será la forma perfecta de plasmar este hermoso árbol. De esta manera haremos los nudos de la madera, con la cuerda. Haz un anillo con dos chinchetas y envuelve el hilo en un círculo.

Pasa la cuerda por las chinchetas, haciendo las ramas y deja que se sobrepongan. Ve cambiando los colores cuando los necesites. Para parar basta con anudar la cuerda a una chincheta o clavo y listo para cambiar de color.