Para mantener nuestro baño en perfecto orden el secreto se encuentra en la utilización de artículos y complementos auxiliares que nos harán la vida mucho más fácil.


Si no tienes demasiados metros cuadrados y los armarios que tienes en tu vivienda ya están ocupados, siempre podrás aprovechar la altura de las paredes y las esquinas; en ellas podremos ubicar baldas o armarios a medida.


Un buen espacio para aprovechar será también encima del inodoro, detrás de la puerta o en la zona junto a la bañera. En estos lugares podemos ubicar estratégicamente un mueble armario o una pequeña estantería. Igualmente podemos poner algunas baldas en las esquinas y en cada lado del espejo.

Las cajas de metacrilato serán la mejor solución para los productos y utensilios de maquillaje. Estas cajas pueden ubicarse dentro de los cajones o sobre la encimera del lavabo.

Si necesitas espejos auxiliares siempre podemos seleccionar aquellos que tengan en la zona de atrás un pequeño armario. Busca lo decorativo y funcional, mobiliario y complementos versátiles.


Son muy prácticos los toalleros que tienen doble función, una para colgar la toalla que tienes en uso  y otra barra para las que están limpias. Si quieres que te ocupe el mínimo espacio, pégalo a la pared.

Otros accesorios que te ayudarán a organizar el baño serán los carritos, las cajoneras, banquetas con tapa… elige el accesorio que más se adecue a tus necesidades organizativas…


Las cestas, grandes o pequeñas, son un buen recurso. Prácticas y funcionales para pequeñas toallas, rollos de papel, jabones, gomillas, cepillos y peines… etc.


Por último las bandejas y los frascos de cristal darán mucho juego y aportarán un toque ideal para armarios cuyas puertas sean de cristal o estanterías estrechas.