Si os gustan los cuadros… ¿nunca habíais pensado en tenerlos como ventanas? Es el “nuevo” concepto de Wilhelmson Arkitekter, de esta manera se denominan un grupo de arquitectos afincados en Estocolmo.

housing-project-in-helsingborg-sweden-03

Este curioso grupo han construido un increíble y singular proyecto. Este consiste en un dúplex en las costas de Helsinborg, en Suecia. Pero su genial particularidad es que las ventanas lucen con marcos dorados… tal como cuadros en una exposición.

Estos cuadros – ventanas se han ubicado en la superficie pulida de las fachadas de los edificios. El recurso es sencillo, pero este nuevo concepto y contexto adquiere un sofisticado y entrañable sentido ¿somos nosotros las obras de arte?


Desde la perspectiva del transeúnte, el asomo de cualquier persona a estas ventanas puede verse como una obra de arte viviente.

Este majestuoso juego de marcos se realza debido al carácter despojado de simetría de las casas. Los cristales espejados añaden, además, ese toque de misterio y ofrece a las ventanas una continuidad con el término de las fachadas.

Esta genial idea puede caer en la extravagancia pero, sin duda, el retrato de la vida cotidiana en la que todos nos reflejamos nos habla de completas inhibiciones de un gran valor social. La vida de los otros como un cuadro en una exposición.

housing-project-in-helsingborg-sweden-01

Compartir
Artículo anteriorLuz natural, luz artificial
Artículo siguienteEspecial Halloween: Casas de miedo
Silvia Martínez Casares

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!