A la hora de pintar nuestra casa, las posibilidades son de lo más variadas. La verdad es que pintar una habitación de un solo color, con el techo en blanco, es lo más habitual.

Si lo que quieres es innovar, puedes pintar todas las paredes de un color y una de otro tono más oscuro… O por ejemplo, puedes poner en práctica una idea como esta, que me encanta.

Se trata de pintar la pared en un tono y encima, en la parte superior y hasta el techo, una franja bastante ancha de un tono que contraste con el de las paredes.

El techo se puede quedar en blanco o en otro tono más claro, que combine también con las paredes. También puedes dejar que la franja suba hasta el techo.

La verdad es que me ha encantado la idea, sobre todo porque es totalmente distinto a otros estilos más tradicionales.

¿No te gusta la idea? A mí me ha encantado… Le da un estilo muy actual a cualquier habitación.

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Pintar paredes de forma original y transformar tu casa