El cabecero de la cama es una de las cosas a las que no siempre prestamos la atención que se merece. Y es que muchas veces, nos olvidamos de esta parte: un error.

Y es que hay muchas posibilidades para que el cabecero se convierta en uno de los protagonistas de la habitación en la que lo coloques. Desde los estilos más clásicos hasta los más actuales, las posibilidades son de lo más variadas.

Me encanta, por ejemplo, el cabecero en piel con una forma redondeada y con tachuelas. O por ejemplo, en madera decapada, que me parece precioso.

Si estás pensando en cambiar el cabecero de tu casa, aquí van unas cuantas ideas entre las que seguro que hay algo que te encanta. ¿O no?

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Fantástica litera para una habitación infantil