Los zapatos son un complemento del vestir un tanto complicado de organizar. Es posible que el más complicado. Lo cierto es que se trata de complementos que necesitamos tener siempre a mano y a la vista, pero por su tamaño y formas, en muchas ocasiones, ordenar los zapatos es un auténtico caos. Y si eres un adicto/a a ellos, el problema ya adquiere unas dimensiones que superarían a cualquiera…

Si necesitas una solución a la organización y distribución de tus zapatos, hoy te proponemos una idea sencilla pero muy eficaz y además económica. Toma nota.

La solución que te proponemos no es otra que colgar tus zapatos. Sí, has leído bien, ¡colgarlos!

perchas

Es posible que nunca se te haya ocurrido colgar los zapatos, pero como puedes ver en la imagen superior, esta idea que a priori puede ser un poco loca, puede ofrecer grandes resultados. Colgados, los zapatos ocupan menos espacio, al estar colocados por pares de manera individual será mucho más fácil seleccionarlos y cogerlos del armario sin desordenarlo todo y, como puedes ver, esta idea no precisa de complicadas perchas o mobiliario específico, se trata simplemente de perchas de metal ”adaptadas”.

Para convertir tus perchas (deben ser siempre perchas metálicas) en perchas para los zapatos, lo único que debes hacer es cortar el alambre con forma horizontal justo a la mitad y luego, con ayuda de una tenaza debes subir cada parte del alambre hacia un lado, de manera que te quede tal como puedes ver en la fotografías, dos ganchos que permiten colgar un zapato a cada lado de la percha. No olvides que se trata de alambre, por lo que si dejas la punta tal cual la has cortado te podrías hacer daño o estropear los zapatos, con ayuda de la tenza enrolla la punta para evitarlo.

Así de fácil, funcional y económico ¿A qué esperas para ordenar tus zapatos?