A la hora de decorar el hogar una de las disciplinas o técnicas más usadas es la del Feng Shui. Los muebles, las plantas, las camas deben tomar una orientación para que las energías en las estancias sean buenas y se logra la calma día a día. Entre los diferentes objetos de decoración deberemos evaluar la orientación de los espejos para conseguir abundancia, felicidad y buena vibra.

Al orientar espejos se podrá obtener muchos beneficios, para ellos deberemos evaluar que reflejará el espejo dependiendo de su ubicación. La premisa es que los espejos tienen la capacidad de duplicar lo que reflejan.

Orientar espejos
Fuente: Marco Castanehira

Los espejos no deberán reflejar camas, puertas, ventanas, tampoco deberán reflejar otros espejos o vistas que no resulten agradables.

Según las normas del Feng Shui se puede decorar un vestíbulo con un espejo, especialmente si es de un tamaño muy pequeño. Así se podrá obtener una buena amplitud del lugar y potenciarás la energía. Recuerda que el espejo debe ser colocado de tan manera que no se refleje la puerta. En el caso de que así sea la buena energía saldrá por ella y no volverá.

Si vas a colocar un espejo en tu dormitorio deberás evitar colocarlo en la misma pared que el cabecero de la cama y tampoco deberás colocarlo frente a la cama, orientarlo en estas posiciones generará que terceras personas aparezcan en la relación de pareja. Por esa razón lo ideal es colocar espejos dentro de los armarios o en una pared contigua, desde un sitio en donde no se refleje la cama.

Dentro de la cocina los expertos aconsejan no colocar ningún tipo de espejo ya que podrá traer mala suerte. Otro sitio en donde no se pueden colocar espejos es en el baño, aunque parezca mentira, los expertos en la materia aconsejan colocarlos fuera de él. Si a pesar de ello quieres tener un espejo en el baño deberá mantenerse tapado hasta el momento en que se use. Es fundamental que no se refleje el inodoro, ya que ademas de generar mala energía no dará una vista agradable.