¿Alguna vez alguno de vosotros habéis visto una sartén enrollable? Pues yo tampoco hasta el momento, hasta que he descubierto Scroll Pan. Es una sartén diseñada para ahorrar espacio en la cocina ya que se enrolla y se desenrolla con mucha facilidad.

Es compacta y portable y tiene dos manivelas en los laterales con las que se abre y cierra. Pero ¿cómo es posible que una sartén, supuestamente metálica, se enrolle? Pues porque está fabricada en silicona resistente al calor y cuenta con una cubierta de Teflón por la que se puede cocinar cualquier alimentos sin riesgos. La brillante idea es de Sam Hextall de studio91design pero por ahora es solo un prototipo y por tanto no está a la venta, aunque muchos estarán deseando que lo esté para hacer sus recetas favoritas.

Vía: Domoking