Buenos días amigos, hoy en Decoración 2.0 hablaremos sobre cómo decorar nuestras puertas de manera fácil y económica.

Podemos pintarla, añadirle accesorios.. pero hoy vamos a tapizarla con papel pintado, perfecto si tenemos algo en casa, incluso podemos hacer la técnica patchwork para la decoración de la superficie, en este caso una puerta.

Si bien muchas personas las pintan o las ponen vinilos, de la misma manera se pueden empapelar y para hacerlo solo se necesita el papel pintado y la misma cola que utilizasteis para encolar la pared.

El resultado es el mismo, el papel se adhiere y se pega perfectamente en la puerta. Donde mayor atención debemos prestar es en las esquinas y bordes del papel pintado para que no se levante pues es en esas zonas donde más se suele despegar el papel pintado.

Si ponemos papel pintado y con el tiempo no se despega por las esquinas ni los bordes, estupendo, pero si se despega, podemos recurrir a un método algo más vulgar pero muy eficaz, utilizar pegamento rápido.

Eso sí, si utilizamos este pegamento, saber que si alguna vez queremos quitar ese papel pintado de la puerta, nos llevaremos la pintura de la puerta en el trozo donde hayamos puesto ese pegamento. Y si la puerta no está pintada probablemente despeguemos el barniz o dejemos alguna marca.

Pero dejando estos problemillas a un lado empapelar una puerta con papel pintado es una muy buena idea para dar no solo a tus puertas, sino a toda la casa un aire nuevo y fresco decorativo.

Dependiendo del diseño de la puerta, podremos hacerlo de una manera u otra, no  es lo mismo empapelar una puerta con la hoja completamente lisa donde es un placer, que empapelar una puerta con molduras y dibujos en la madera donde no podremos empapelarla completamente debido a esas molduras y recovecos que hacen imposible que se pueda poner papel pintado de una forma correcta en la puerta.