En alguna ocasión os hemos hablado sobre el estilo o la técnica patchwork; hoy vamos a aplicarla para hacer a nuestra querida mascota una cama o lugar para que se tumben en sus horas de sueño. El resultado será un cojín basado en este tipo de técnica.

cojin_perro1-400x265

Utilizaremos trozos de jerséis que ya no utilicemos, los reutilizaremos para crear un vistoso y estupendo cojín.

Los materiales para esta actividad serán.

– Jerséis de varios colores
– Un cojín o relleno
– Alfileres
– Aguja
– Hilo
– Tijeras
– Máquina de coser

Lo primero que haremos será cortar en trozos de diferentes tamaños y medidas los jerséis. Si deseáis podéis hacer un patrón con las medidas del cojín que queréis y luego cortar las piezas de tela. Para hacer el patrón basta con coger una cartulina y dibujarlo.

cojin_perro2-400x265

Una vez tengamos los trozos los uniremos con un hilván o con alfileres de forma horizontal y vertical, la gracia consistirá en combinar los tamaños y colores.

Por último coseremos a mano o a máquina todos los retazos de telas y le pondremos una cremallera por un lateral, luego solo tenemos que rellenar el cojín y listo. Es una forma muy sencilla de reciclar las telas; y nuestra mascota dormirá en una cama confortable y calentita.

Compartir
Artículo anteriorManualidad Navidad: un Papá Noel para tu árbol
Artículo siguienteFlux Chair: la silla plegable de diseño
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!