Sin duda una gran idea para aprovechar esas cáscaras de huevo que nunca se aprovechan para nada y que tiramos directamente a la basura después de vaciar su interior. Bien, pues con esta idea podremos aprovechar unas cuantas cáscaras.

No nos indican la cantidad pero podemos calculas que unas cuantas docenas en función del tamaño del paragüero que vayamos a hacer.

Para ellos necesitaremos:

  • jarrón barro
  • cascaras de huevo
  • acrílico blanco
  • servilleta
  • pegamento servilleta
  • cola vinílica
  • betún

Instrucciones:

Primero aplicamos generosamente cola vinílica sobre el jarrón por partes (no todo al mismo tiempo porque de lo contrario se secaría), a medida que vamos pegando y colocando las cáscaras de huevo. Vamos rompiendo con la punta del pincel hasta cubrir todo el paragüero.  Primer paso completado, ahora debemos dejar secar unas 12 horas.

Una vez pasado ese tiempo pegamos servilletas de papel sobre la superficie, las adherimos con pegamento y las dejamos secar. Encima aplicamos betún y quitamos con un trapo. Aplicamos cola vinílica sobre el resultado y dejamos como protección. Podemos dejarlo así o pintar como queramos por ejemplo con motivos de florares, como el que vemos en la imagen.

Sin duda una idea muy original utilizando un material que no nos costará nada y otros tantos de bajo coste.

Vía: imujer.com

  • laura

    HERMOSO!!!!!!!!
    me encanta como queda

  • veronica

    POR DIOS!!! QUE HORRIBLE!!!!!!!!!!!!