Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con unas paredes verdes dentro de la decoración de cualquier tipo de habitación.

En este caso os pongo el ejemplo de un maravilloso salón, al que han querido dar algo de aspecto natural.

Pero las paredes verdes las puedes poner en todos los lugares que quieras de la casa. A veces es un poco, digamos, impensable para nosotros el poner las paredes del color que sea.

verde

Muchas personas las dejan blancas o en colores muy claros, porque no se atreven a dar el paso de añadir más color a la estancia.

Pero si rompemos con esa barrera nos daremos cuenta que dentro de la decoración, todos los colores son tan válidos como el blanco.

Vale que este color se utiliza en las paredes, si se busca un objetivo de ampliar la zona.. de parecer más diáfano todo y buscar que la iluminación nos ayude reflejándose en estos colores.

Pero si no tienes problemas de espacio, puedes innovar un poco en tu hogar con paredes en colores más vibrantes, tonalidades más fuertes… buscando así, el contraste.

Ya sabemos, ya que hemos hablado de ello muchas veces, que este contraste también lo puedes encontrar en textiles o en mobiliario y complemento para el hogar.

Si tu habitación es pequeña, pero te gustan los colores fuertes, puedes coger y pintar una sola pared.. de tal manera que la habitación no está demasiado saturada de ese color y no parecerá más pequeña.

También puedes buscar un dibujo que te guste, por ejemplo rayas y hacerlas en la pared, de color verde como es el caso de hoy.

Si te animas a pintar tus estancias de colores más fuertes, desde aquí te animo. El color verde además tranquiliza y es combinable con muchos colores como el blanco, el negro o el gris.

foto: ariokano