Muchas veces hemos hablado ya de los pequeños detalles y de la importancia de los mismos en la decoración de cualquier espacio, estancia o rincón. Y es que son los que aportan ese ‘toque’ diferente y personal, los que añaden encanto al lugar…

La imagen que hoy os mostramos nos ha llamado la atención precisamente por esos pequeños detalles; que no roban protagonismo a otros elementos más importantes, pero a la vez son capaces de marcar la diferencia e imprimir carácter.

Además, en este caso, se trata de dos ideas que te ayudarán a dar un toque de color y estilo a la decoración de cualquier estante o librería. Mira:

librería

Por un lado llama la atención el sujeta-libros, que es un cojín. Si eres un poco manitas, con tan sólo un retal de tela puedes realizar un cojín así y llenarlo de arena o de arroz. Sin duda alguna, se trata de un sujeta-libros diferente y muy original.
Por otro lado está el detalle de los corchos. Si te fijas, se trata de tapas de corchos de botellas. Lo que se ha hecho es reciclarlas y pegarlas sobre la parte frontal de la repisa; de esa manera es fácil colocar notas, pequeños papeles o imágenes, ya que permite clavar las chinchetas fácilmente.

Si quieres dar un ‘toque’ diferente  tu librería; quizá estas dos ideas te puedan ayudar a conseguirlo.