Nos encanta lo natural, por ello hoy haremos un centro de mesa utilizando componentes de lo más naturales! Utilizando peras, combinadas con ramitos de trigo o centeno daremos un toque campestre y romántico a la decoración de nuestra mesa.

centro de mesa con peras y centeno

Casi cualquier fruta podría servir, pero recuerda que debemos buscar componentes naturales que se adecuen al color de los manteles y servilletas. En esta ocasión el color utilizado es el verde manzana y el amarillo. 

Si quieres realizarlo los materiales son:

  • 10 peras artificiales
  • Punzón o pincho de metal
  • Palillos
  • Pistola de silicona
  • Adhesivo termostático
  • 4 manojos de centeno
  • Alambre floral

Lo primero que vamos a hacer es dos filas de cinco peras sobre una superficie, luego marcamos con el punzón el punto más ancho de cada una de las peras e introducimos aquí un palito, así nos aseguraremos de que la pera quede derecha.

Ahora unimos las peras y añadimos, a cada palito, unas gotas de pegamento. También unimos las dos filas con este procedimiento, así crearemos un rectángulo de unas 5 peras de largo por 2 de ancho.

Después divide el centeno, o lo que utilicemos, en ocho ramitos pequeños. Intenta que sean iguales y atalos por los tallos usando alambre floral. Luego corta los tallos, un poco, para emparejar los ramos y metemos cada uno de ellos en los huecos que han quedado entre las peras..

Una vez acabado podemos decorar cualquier superficie o mesa que nos interese. Esperamos que os gusten.

Compartir
Artículo anteriorOrganizando la bisutería
Artículo siguienteBaños en espacios reducidos, soluciones de vanguardia
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!