Personalizar nuestros objetos puede ser una gran idea, en el artículo de hoy os contamos de qué forma personalizar los jabones.


Los materiales que necesitaremos para realizar esta actividad serán los siguientes.

–          Barra de jabón común

–          Mica de plata

–          Aceite de anacahuita o la fragancia que prefieran

–          Molde

–          Papel de calco de color chocolate en vez de amarillo

–          Cuchillo

–          Tijeras

–          Alcohol en spray

Primero nos haremos con un diseño que nos encante y cuyas dimensiones entre en el molde que tengamos. Mientras más sencillo sea mejor quedará. Esta imagen la dibujaremos en el papel calco.

El papel calco es muy delicado, por lo que tendremos que ser muy cuidadosos al recortar el dibujo que hemos realizado en el mismo.

El tercer paso es aplicar una fina capa, de aceite vegetal o glicerina, al molde donde colocaremos el diseño, es decir el molde donde haremos el jabón. Ahora y sobre este ubicaremos el diseño; la parte más suave ira hacia abajo. Intentar evitar las burbujitas.


Ahora tendremos que derretir unos 200 gr de jabón común, esto dependerá exclusivamente del tamaño del molde que hayamos seleccionado. Para hacerlo cortaremos en trozos el jabón y calentamos el microondas durante 30 segundos.

También lo podemos hacer al baño María. Siempre hemos de mover hasta que se encuentre todo derretido. Luego dejar enfriar.

Ahora verteremos el líquido en el molde, cuando este frío. El jabón debe estar sobre el diseño pero no podemos verterlo directamente encima de la transparencia. Por ello para cuando echemos el jabón lo haremos por los bordes dejando que solo pase por encima.

Ahora debemos esperar a que se endurezca. Dejarlo un día y luego sacar el molde, presionándolo con leves golpecitos.

Estos jabones podemos utilizarlos tal cual o si son para regalos envolverlos con algún papel bonito. Incluso añadir alguna cinta para adornarlos de forma que gusten.