La pintura es todo un elemento aliado,  a la hora de decorar la casa. Podemos elegir los más bonitos colores y podemos también empeñarnos en los tonos mates que en los colores brillantes, según sea lo que nos guste. También podemos y esto es lo mejor, aprovechar para combinar o contrastar los colores más maravillosos y lograr ambientes modernos y acogedores. El contrastar tonos y colores es una manera de pintar que puede darnos pauta a combinar con muchos muebles diferentes y asumir distintos estilos decorativos.

En estas imágenes podemos aprovechar algunas brillantes ideas para pintar interiores con contrastes. Desde combinaciones espectaculares como el negro y el blanco, hasta contrastes de muchas tonalidades que se fusionan bien, ya sean marinas, o veraniegas como la que te mostramos en otra imagen, que combina muchos tonos de amarillo que van del amarillo puro hasta el más luminoso naranja. Esto es realmente algo especial a la hora de lograr una estancia muy vibrante.

Hay tantas combinaciones que puedes aprovechar según el color que te guste. Piensa si te gusta el verde lo bien que combina con el color marrón y si te gusta el azul puedes jugar con mil combinaciones para pintar la casa decorativamente, con tonos de rosa, blanco, u otros tonos de azul crearás ambientes que te merecerán muchos elogios de la familia y de quien te visite. Siempre hay que pensar en la pintura como parte de la decoración.

Porque la pintura es básica a la hora de iluminar o crear atmósferas especiales, pero algunos le confieren importancia secundaria, con lo que dejan de ser aprovechados ambientes que podrían lucir excepcionalmente favorecidos al tomar ventaja de colores y tonalidades que se contrastan creando atmósferas cálidas o frías, vibrantes o mates, según lo que sea que cada uno busque en la decoración de los ambientes de su hogar.