Piscinas de color negro

El verano ha comenzado y los más afortunados están dándose baños en la piscina. Al plantearse el diseño y la construcción de una piscina en nuestro jardín surgen muchísimas inquietudes: piscina prefabricada o realizada “in situ”, piscinas desbordantes ideales para zonas con pendiente que conectan visualmente con el paisaje o el agua del mar, piscinas naturalizadas con plantas acuáticas, piscinas minimalistas, piscinas con formas orgánicas, piscinas cuadradas, rectangulares o redondas… en definitiva hay muchísimas opciones para todos los gustos y colores… ¡colores! Sí, y es que muchas veces olvidamos la importancia que tiene la elección del tipo de acabado que nos dará un tipo de color del agua en cada caso haciendo que nuestra piscina sea única y nos ofrecerá diferentes efectos, por eso,

Cuando planees hacerte una piscina no pierdas de vista la importancia del color.

Colores oscuros, perfectos para piscinas contemporáneas y minimalistas, conseguirás que la temperatura del agua suba y un ensueño de reflejos del paisaje colindante.

Colores blancos y cremas, son los tonos que debes elegir si buscas sensaciones apacibles con un toque de elegancia, tipo playa. Elección perfecta tanto para diseños con formas clásicas como más modernas. El color del agua adquiere mucha transparencia. Elígelo si quieres tener una piscina con aires caribeños.

Piscina desbordante

Colores verdes y ocres, para los más naturales, los tonos que te proporcionan los fondos verdes recrean las aguas naturales y consiguen efectos muy relajantes.

Piscina de color verde

Colores vivos, si eres de los que se arriesgan no lo dudes conseguirás un efecto atrevido en rojos, granates, azules eléctricos, amarillos… sorprendente!!!

Piscina de color roja

Colores patchwork, para pasarse horas mirando el fondo decídete por un fondo en tonos variados.

Piscina de colores patchwork

Colores degradados, especialmente favorecedor en piscinas con varias profundidades, te ayudarán a conseguir efectos de gran profundidad.

Piscina de colores degradados

Colaboración: La habitación verde