Pasan las semanas del mes de enero y aparentemente no ocurre nada; quietud, lentitud, alguna historias, pequeños movimientos, la vida de todas las personas parece haber salido del desenfreno de diciembre sin ánimos, en receso. La primera semana es realmente quieta, aún muchos no han llegado de vacaciones, o no han entrado a las oficinas a trabajar, los colegios lejos están de iniciar su ciclo escolar. En la segunda semana la distensión sigue y todavía se recuerda diciembre y las vacaciones. En la tercera semana se empieza a sentir el año nuevo aunque ya el mes se esté acabando y estemos a punto de entrar a febrero.

Es lo que ocurre con enero, pasa volando y nos toma por sorpresa el día 28 cuando nos damos cuenta que lo que no se hizo el año pasado tiene que hacerse ya mismo y que vamos tarde para todo. Es muy parecido a lo que ocurre en agosto cuando desaparecen los hombres, las mujeres, los niños y queda la ciudad completamente vacía de ciudadanos y llena de turistas.

Piero Fornasetti es un maestro artista y artesano que hizo pinturas, esculturas, diseño de muebles y de productos; sus colecciones de platos son entre todos los más valorados. En 1967 Fornasetti empezó a diseñar platos para conmemorar cada año nuevo en el  calendario. Este año la edición especial del número 42 del calendario tendrá 700 ejemplares. Mayor información en la página Web www.fornasetti.com