Aquí os va una idea bien sencillita que quedará de lujo en cualquier rincón de nuestro hogar. La belleza nunca había sido tan fácil… esta vez decoraremos con un precioso Árbol de Navidad hecho a base de plumas.


Esta hermosa propuesta embellecerá vuestra vivienda ofreciendo una decoración tanto delicada como exquisita.

Los materiales que necesitaremos para realizar esta actividad serán:

–          Plumas (sintéticas o reales)

–          Pequeñas perlas en miniaturas

–          Silicona

–          Una cartulina o un cono de unicel

Esta manualidad es tan sencilla como bonita y decorativa. El primer paso será realizar un cono con la cartulina; esta será la base donde asentaremos las plumas. Para conseguir estabilidad podemos rellenar el cono con semillas de arroz u otros similares.

El segundo paso será ir pegando, por todo el contorno, una a una las plumas. Será mejor comenzar por la base e ir subiendo hasta completarlo todo de plumas.


En las puntas de estas plumas podemos pegar pequeñas esferas, muy diminutas para que no pesen. Decoraremos el árbol con diminutos materiales, cosas brillantes que no tengan mucho peso.

Es una forma muy sencilla de comenzar el año con una decoración elegante y exquisita, nada como un árbol hecho de plumas.