Las letrashan decidido salir de los libros para instalarse en cualquier otro rincón del hogar. Y lo cierto es que en muy poco tiempo se han ido haciendo hueco prácticamente en todas las estancias y rincones de las casas.

Están en cualquier lugar: habitaciones, salones, comedores, salas, recibidores… Y aparecen de mil formas: enormes y llamativas, discretas, tímidas en las que aparece sólo una o dos letras de forma independiente o atrevidas, lanzando mensajes a través de la composición de frases o palabras.

No lo podemos negar, se presenten como se presenten e independientemente del espacio en el que se instalen, las letras tienen un encanto muy especial.

Las letras son capaces de personalizar cualquier rincón, diciendo mucho de los habitantes de la casa. En el caso de las letras que componen palabras e incluso, a veces, frases enteras, siempre nace una especie de conexión entre el lector y el mensaje que impide que las letras pasen desapercibidas.

Tal como os comentaba al principio, son ideales para dar un “toque” diferente, personal y original a cualquier rincón o estancia de la casa dándole un aspecto desenfado e informal pero con mucho encanto.

En habitaciones infantiles y juveniles son muy habituales:

dream

Y también sobre repisas, decorando o sujetando los libros:

repisa

Pero también aparecen sobre cojines y otros textiles, pintadas en las paredes, decorando pequeños objetos, en forma de muebles, etc.

cojines con letras

chambre

No importa dónde las coloques, si son grandes, de colores o discretas, si te gusta ese “toque” especial  y te decides a incluirlas en tu decoración,  te aseguro que no pasarán desapercibidas.