Tan solo una semanita para Noche Buena… ¡ya estamos casi en Navidad! ¿qué detalles os faltan para vuestro hogar? ¿ya lo tenéis todo listo? Seguro que un par de angelotes, como estos, llenarán la casa de alegría y buen humor.


Esta divertida manualidad trata de la realización  de un hermoso angel que podemos usar para decorar los rincones que nos falta, también podemos regalarlos o ponerlos en el árbol de navidad.

Como siempre, el sistema es bastante sencillo. Tampoco necesitaremos materiales muy complicados ni costosos… y a la vista está que el resultado es espléndido.


Los materiales serán:

– Un taco de madera (que usaremos como base o cuerpo).
– Una bola de madera (para la cabeza)
– Lana (para el pelo)
– Un retal de tela de color rojo (que utilizaremos de vestido)
– Cinta de raso verde (para el lazo en el cuello)
– Cuentas de madera o del material que deseemos (para realizar el collar)
– Pinturas acrílicas de colores (para pintar la cara)
– Pincel.
– Papel y lápiz (para dibujar la plantilla de las alas)
– Papel blanco (para realizar las alas). Si podemos hacerlas de fieltro o cualquier otra tela.
– Algodón o fibra (para utilizar como relleno de las alas)
– Hilo de bordar de color verde (para coser el contorno de las alas)

Aquí os dejo las imágenes de la realización, de este lindo angelito, paso a paso. Espero que os sirvan.

el primer paso es reunir todos los materiales, como vemos en la imágen. Que no falte nada para nuestros lindos angelotes.

El trozo de retal lo utilizaremos como vestido. Piensa que solo tenemos que “vestir” el trozo de madera, por ello podemos realizar el diseño que deseemos, este simplemente es una circunfenrencia con un pequeño fruncido en el centro. En el papel o fieltro dibujaremos las alas; que luego recortaremos y uniremos al cuerpo. La lana la utilizaremos para el pelo; en este caso se han cortado varias tiras de lana de la misma longitud y se han cosido por el medio para simular la raíz del cabello.

Hemos realizado una especie de faldita con el trozo de retal y este lo hemos colocado en el trozo de madera. Con un pequeño fruncido aguanta perfectamente, pero si queremos asegurarnos basta con aplicar un poco de pegamento.

Ahora pondremos las cuentas sobre el cuerpecillo de madera. Puede ser alguna pulsera que no utilicemos, cuentas que tengamos sueltas que bastará con unirlas con un poco de  hilo… o cualquier adorno que deseemos, según nuestra imaginación.

Ahora es el turno de las alas; según el patrón que hicimos cortaremos y rellenaremos con algodón o con fibras (retales de telas) luego solo tendremos que coser punteando el borde con hilo verde.

Llegamos al turno de la cabeza de nuestro pequeño ángel navideño. La bola de madera es la que simulará la cabecita, la cogeremos y aplicaremos pintura si es necesario pintarla de algún color, sino simplemente la pegamos al cuerpo que hemos realizado.  Acuerdate de pegar al cuerpo el lazo verde, o simplemente con un poco de cinta hacerlo después. Seguiremos ,con ayuda de un permanente o acrílicos dibujamos y coloreamos su carita. Igualmente pegamos el pelo de lana y realizamos el peinado que deseemos, dos trenzas o una, dos coletas… el pelo suelto.

Ahora resta pegar las alas a nuestro magnífico angelote. La corona de la cabeza podemos hacerla con un poco de alambre que, luego envolveremos con cinta del color deseado. Este alambre lo ubicaremos por detrás de la cabeza para que no se vea.

Y voilà, ¡ya tenemos nuestros ángeles para la decoración de cualquier rincón de nuestro hogar!  Fácil, sencillo y, sobretodo, barato. ¿Os animáis?