Estamos en el mes más frío del invierno y las calles se ven todavía calmadas, un poco, lejos de la agitación que las llena cuando hace buen tiempo. Es exactamente la otra cara de la ciudad en la que vivo hace relativamente pocos años. El invierno ha hecho efecto en el ánimo de los ciudadanos y los ha invitado a resguardarse. Todavía es muy pronto para pensar en la primavera.

La vida familiar que actualmente tengo se desarrolla casi toda en casa, en donde tengo provisiones y aditamentos que me permiten pasar un buen tiempo en ella; es confortable, cálida, amable. Disfruto mucho de poder estar con los míos durante más tiempo: las vacaciones, los puentes, las licencias se hacen de nuestro lado y nos reunimos de nuevo. Ahora solo se me viene a la mente una cosa: Chimenea.

Hace poco encontré una chimenea portátil muy acorde al gusto de mi clienta, la del piso kitsch, se trata de la chimenea ecológica de ECO-SMART FIRE. Funciona con etanol lo que hace que no produzca contaminación y su consumo sea limpio. Por ser liviana y tener un tamaño pequeño se puede guardar cuando no sea necesaria. Es roja, con aspecto plástico y tiene las esquinas redondeadas. Neo-Retro. Mayor información en la página Web www.ecosmartfire.com