Proceso de alquiler de una plataforma elevadora

Proceso de alquiler de una plataforma elevadora

Tanto en la construcción como en otras industrias, el trabajo seguro y eficiente en altura se hace fundamental. Muchas veces es necesario alcanzar zonas de trabajo muy elevadas o de difícil acceso en altura y es entonces que entran en escena las plataformas elevadoras.

Este tipo de maquinaria constituye una herramienta multifuncional que se utiliza para levantar y desplazar personas, herramientas o materiales hasta la posición de trabajo cuando ésta se encuentra en áreas inaccesibles en altura.

Proporcionan una alternativa práctica y eficiente a las escaleras, andamios o elevadores tradicionales, ofreciendo seguridad, comodidad y versatilidad. Existe una gran variedad de plataformas elevadoras que se adaptan a los requerimientos específicos de cada tarea, por lo que optar por el alquiler de estos equipos es una decisión que ahorra tiempo y dinero a quienes las necesitan.

Al alquilar una plataforma elevadora, debemos considerar la naturaleza del trabajo para poder elegir la más adecuada. Siendo tan amplia y variada la oferta de este tipo de maquinaria, te proponemos aquí una guía de cuatro aspectos que debes considerar a la hora de alquilar la plataforma que más se ajuste a las necesidades de tu proyecto.

¿Qué aspectos debes considerar antes de alquilar una plataforma elevadora?

  1. La altura total a la que se debe llegar

Cuando solicites una plataforma elevadora a tu proveedor de maquinaria de alquiler, es fundamental que sepas con certeza la altura máxima a la que necesitas llegar para realizar las tareas. Cada elevador tiene sus propias dimensiones y algunos tipos de plataformas se adaptan mejor a ciertas alturas que otros. Por ejemplo, los elevadores de brazos articulados o telescópicos pueden alcanzar un mayor altura que las plataformas de mástil vertical.

  1. Las características del lugar de trabajo

Uno de los factores más importantes a considerar al elegir la plataforma elevadora más adecuada para tu proyecto es el lugar en la que se realizarán las tareas. Debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Interiores o exteriores: Si las tareas serán realizadas en interiores, necesitarás una plataforma elevadora pequeña, capaz de pasar por cualquier puerta o entrada y que deje suficiente espacio libre entre el operario y el techo. Si será al aire libre, debes elegir un elevador aéreo resistente a la intemperie que se extienda a la altura correcta del proyecto. Si usa electricidad, recuerda asegurar una fuente de energía cercana y disponible.
  • Obstáculos: ya sea en el interior o al aire libre, es probable que siempre haya algún tipo de obstáculo para maniobrar la plataforma elevadora. Los obstáculos a considerar incluyen pendientes, giros angostos, pasillos estrechos y árboles. Debes elegir una plataforma que sea capaz de sortear cualquier obstáculo que pueda encontrar.
  • Superficie del terreno: Debe tener en claro si el suelo en exteriores es duro, rocoso, cubierto de césped o lodoso y, en interiores, si el área de trabajo es plana y lisa. Esto determinará el tipo de plataforma elevadora y los neumáticos a elegir. Otro aspecto a tener en cuenta referente al terreno es si el tipo de suelo puede soportar o no el peso total del equipo, más los materiales y operarios.
  1. Las dimensiones del espacio de trabajo
También te puede interesar:
Decoración de cocina mini y moderna

Si las tareas serán realizadas en espacio interior, debes considerar la altura entre el piso y el techo, las dimensiones de las aberturas por donde pasará el equipo y los metros cuadrados totales donde se ubicará la plataforma elevadora para trabajar. A estas dimensiones se debe sumar el espacio que requieren los operadores.

No debes olvidar los elementos colgantes como luces, las vigas u otros obstáculos y, si estás instalando algo grande, como una ventana o un panel, es posible que necesites más espacio en la plataforma para maniobrar y almacenar las herramientas y materiales. Las plataformas más pequeñas son ideales para trabajos que no requieren materiales ni equipos voluminosos.

  1. La capacidad de trabajo necesaria

Antes de alquilar una maquinaria de elevación debes tener en cuenta el número de trabajadores que operarán en la plataforma y hacer un cálculo estimativo del peso total para determinar la capacidad máxima así como el tamaño de la plataforma elevadora que requiere tu proyecto. Esto evitará que debas devolver o reemplazar el elevador por tamaño insuficiente, ahorrándote tiempo y dinero en el proceso de alquiler.

La altura de los trabajadores puede determinar también el área de trabajo disponible en interiores por lo que sería recomendable tener en cuenta este aspecto.

Por otra parte, planifica las herramientas y equipos, así como elementos de seguridad que serán incluidos en la plataforma para poder sumarlos a la capacidad total requerida.

Asesoramiento profesional

En el proceso de alquiler de plataformas elevadoras podrás solicitar el asesoramiento por parte de la empresa proveedora. easyAlquiler, por ejemplo, es una empresa innovadora y profesional que ofrece un servicio de atención al cliente competente que asesora desde antes del alquiler a sus clientes permitiéndoles elegir la maquinaria más apropiada para las tareas que su proyecto pueda requerir.

Solo tienes que tomar en cuenta los aspectos y características del trabajo que mencionamos antes para poder explicar en detalle el tipo de tareas y las condiciones en las que se desenvolverá la plataforma elevadora y así poder obtener el mayor beneficio que estas versátiles y completas herramientas pueden ofrecer.

Ir arriba