Existen diferentes modelos de puertas exteriores que puedes instalar en tu hogar, desde las tradicionales de madera hasta las de alta seguridad aisladas en acero, que además de brindar protección adicional nos permiten ahorrar energía. Si estás decidido a cambiar la puerta exterior de tu hogar te daremos algunas pautas para que puedas instalarla tú mismo.

Para ello necesitarás un nivel, martillo, pistola de calafatear, destornillador cruz, masilla de butli, calzas de macera, algunos clavos que no tengan cabeza, tornillos, aislamiento de hule de espuma y fibra de vidrio.

Puertas exteriores
Fuente: MJ

A la hora de elegir tu puerta encontrarás que existen varios modelos, cada uno de ellos con sus ventajas y desventajas. La mejor puerta dependerá de la estética que busques, su durabilidad, el ahorro energético.

Existen algunos modelos muy bonitos con vidrios decorativos, la mayoría de las puertas tienen vidrios decorativos gracias a los cuales se puede ahorrar energía, en otros casos se encuentran modelos con vidrios biselados. Las puertas de madera son las más populares de todas, son duras y muchas ofrecen un acabado natural.

Podrás encontrar puertas de madera pintadas o teñidas. Si bien son muy elegidas la desventaja es que con el paso del tiempo y las diferentes condiciones climáticas pueden llegar a expandirse y volverse un problema al intentar abrirlas o cerrarlas. En el caso que tengas una puerta exterior de madera recuerda llevar adelante un mantenimiento para evitar el deterioro generado por el paso del tiempo. Las puertas de madera son bastante pesadas y puede ser más complicada manipularlas en la instalación

Otro tipo de puerta bastante popular, y mucho más económica, con las puertas de acero. Cuentan con un centro aislante de espuma que permite ahorrar energía. Dentro de las ventajas encontramos que son más resistentes y no se ven afectadas a las deformaciones, dilataciones y rajaduras. La desventaja de este tipo de puerta es que no cuentan con un bonito estilo, al carecer de cualidades estéticas no acompañarán a la decoración del resto de la fachada.

Las puertas creadas en base a fibra de vidrio son un poco mejores que las de acero, dentro de las ventajas encontramos que las podemos teñir para conseguir un acabado que simule madera. Si bien son algo más caras que las puertas de acero el precio no alcanza a las puertas de madera. No suelen tener un acabado demasiado bonito, pero al tacto se parecen bastante a la superficie de la madera.

En este artículo nos hemos enfocado en las diferentes puertas que puedes encontrar en el mercado, te invitamos a leer el artículo que publicaremos mañana en el cuál encontrarás el paso a paso para la instalación de la puerta exterior.