En el apartado de diseños para espacios pequeños tenemos que mencionar esta percha que acabamos de encontrar. Su nombre es Pull-Out y su traducción al español sería algo así como “empujar afuera”.

Es mecanismo es muy sencillo. La percha tiene un cuerpo flexible que se puede extraer y recoger. Una parte de ella se atornilla a la pared, que ejercerá de base. Cuando no necesitemos la percha la recogeremos contra la pared, ocupando apenas unos centímetros, y cuando nos haga falta la extraemos, apareciendo con ella cuatro pequeñas perchas de colores.

Así de sencillo. Se puede instalar en un lugar que no sea muy transitado para que no moleste una vez esté abierto. Su precio es de unos 47 €.

Vía: Hollycool