En Decoración 2.0 abogamos por el mejor reciclado de cara a una grata decoración. Por ello, en el artículo de hoy, te contamos de qué forma realizar un original organizador para todas tus joyas, reciclando tan solo un viejo rastrillo.

Esta idea no pasará desapercibida, ahora podremos tener ordenados todos nuestros pendientes y collares, en tan solo unos pasos. Este proyecto es bastante sencillo, la idea será recuperar un viejo rastrillo para convertirlo en una pieza decorativa y funcional más, en nuestra vivienda.

Los materiales que necesitaremos son los siguientes:

  • Un rastrillo en desuso, con o sin mango
  • Un trapito para limpiarlo
  • Convertidor de óxido en aerosol (lo consigues en casas de manualidades o pinturerías), del color que quieras
  • Hilo sisal: un trocito un poco más largo que el ancho del rastrio.
  • Un gancho para pared
Lo primero que debemos hacer es retirar el mango del rastrillo, limpialo lo mejor que puedas con un trapo y aplíca un poco de convertidor de óxido, para recuperar el objeto. Aplica el colo que más te guste, podemos hacerlo con cualquier objeto de metal que se encuentre oxidado. Deja secar muy bien.

Ahora ata al ancho del rastrillo un trozo de hilo sisal y cuelgalo de un gancho en la pared, por donde antes se unía con el mango.

Una vez ubicado, en el lugar que hemos elegido, podemos colgar todas nuestras pulseras, collares y aros… por ejemplo utiliza el sisal para colgar los aros y los dientes del rastrillo para colgar los collares.

 

  • Nuria

    Hola

    Me gustaría si alguien sabe dónde puedo encontrar un rastrillo como el de la fotografía para colgar collares.

    Gracias.

    Núria