Si quieres reutlizar recipientes que tengas en desuso o quieras tirar hoy te proponemos una solución muy interesante que no solo nos será útil y funcional, sino que además resultarán muy decorativos.

forrar recipientes con cuerda

Los materiales serán

  • Recipiente viejo
  • Cuerda
  • Pegamento

Es tan sencillo que cuesta creerlo, pero tan solo necesitamos forrar el recipiente en cuestión con cuerda. Para ello lo primero es limpiar bien el recicpiente y secarlo, después cortamos dos trozos de cuerda para colocar como asas. Si quieres puedes realizarla en forma de trenzado como vemos en la imagen. Luego, una vez las tengamos, las pegamos a los extremos del recipiente, fíjalos con pegamento.

Colocadas las asas, forra el recipiente con la cuerda rústica procurando que las asas queden bien sujetas y no se desprendan. Cubre toda la superficie del recipiente fijando con pegamento.

Recuerda que la cuerda deberá quedar bien fijada y adherida para no desprenderse. Una vez listo ya podemos utilizar el recipiente como frutero decorativo, cesta para el pan o para cualquier cosa que necesitemos, brindando un toque rústico allá donde lo ubiquemos.