Una tendencia que se extendiendo cada vez es la propia construcción de los muebles personales. Además de poder customizar al gusto cada elementos que creamos, damos un estilo propio al ambiente  para el que hemos creado la pieza. Por poner un ejemplo, esta silla casera fabricadas a base de materiales reciclados, con cajas de cartón compactas es una buena muestra de ello.

Combina un estilo urbanita, contemporáneo e innovador. Solo tenéis que dejar volar un poco la imaginación. Algo de maña con las herramientas y jugar con la creatividad y el ingenio. Jugar con los materiales que tenemos a nuestro al rededor es una opción más que óptima para luchar contra la crisis y no dejar de tener un mobiliario a nuestro gusto por falta de presupuesto.

Evidentemente, lo bueno de esto, es que podemos crear elementos a nuestra medida. Cada figura que compongamos será única e irrepetible. Eso también nos convierte en unos artistas de vanguardia. Además, podemos customizar al gusto todo lo que creemos, ya que son materiales aptos para poder pintarlos, colorearlos, vinilarlos o añadirle elementos como una caja para guardar cosas, reposa brazos o directamente acolcharlo.

Con todo esto, recordar también que los materiales pueden ser adquiridos muy fácilmente y a bajo coste. Tenemos al abasto, grandes almacenes de productos de todas las clases, así como que podemos recurrir a espacios de reciclaje de donde podemos tomar prestados objetos y materias que ya no se estén usando, para poder darles vida y convertirlos en un bonito sillón, silla, sofá, mesita de centro o lo que podamos imaginar. Creatividad al poder ante la falta de medios. Podremos conseguir una decoración Pop-Vanguardista a muy bajo coste, y lo mejor de todo es que será fruto de nuestro esfuerzo y de nuestro ingenio. Sentirte satisfecho de tus creaciones, no tiene  precio.