Seguro que muchos recordáis, al igual que yo, esos teléfono con ruleta que había en todos los hogares españoles (y no españoles) en la década de los 70 y 80. La mayoría eran rojos, aunque también existían otros colores, y para marcar el teléfono que tenía que dar la vuelta completa a la rueda.

Cuando llegaron los nuevo modelos todos queríamos cambiar, pero ahora que lo vemos con perspectiva muchos cambiaríamos los modernísimos y múltiples botones del Domo por el peculicar sonido de la ruleta al girar. A través de la web Firebox se pueden conseguir en varios colores aunque por 39 libras (49 €, aproximadamente).

Junto a el encontramos otro modelo que podemos adquirir, el Scanditelephone, un modelo que surgió en la década de los 50/60 y que se constituye de una sola pieza. El precio es el mismo que para el modelo anterior y está disponible en tres colores (naranja, rojo y blanco).

Más información: Firebox